Por Ricardo Meneses Guzmán


Ene. 27/22.-La sociedad colombiana, en especial las clases altas, han sido estremecidas por la noticia del asesinato de Marleny Hernandez y Mauricio leal a manos de Jhonier Leal, hijo y hermano de las víctimas.

Un crimen causado por la envidia y la ambición de apoderarse, por parte de Jhonier Leal, de la riqueza de su hermano, una riqueza que está avaluada en 5.000 millones de pesos que al parecer quedara en manos de la sociedad de activos especiales (SAE).

Este un crimen que sucedió a finales de Noviembre del año pasado, ha logrado un gran revuelo por la posición económica de las personas implicadas, de la importancia que le han dado los medios de comunicación y de la rapidez en que la fiscalía lo pudo resolver.

...........................................................................................................................................................
RADIO CLARIN de Colombia
Aparte con tiempo su espacio,
También, puedes ser nuestro corresponsal
Contactos: +57 3112613094 y +57 311 4489348
............................................................................................................................................................

Mientras que los medios de comunicación centran su atención en casos que por su influencia se vuelven mediáticos, dejan de lado -de forma premeditada- escándalos que enlodan a personas con gran influencia en el país por ejemplo la noticia de las reuniones de Lafaurie – esposo de la Senadora Fernanda Cabal y gran Uribista- con los paramilitares para que este grupo armado financiara la campaña de Mario Iguarán para ser elegido Fiscal General de la Nación.

Es evidente el manejo descarado de la información por parte de estos medios protegiendo los intereses de unos pocos que manejan el País, pero no solamente esto, sino que se hace evidente que la justicia maneja los casos a interés particular, y usa estos casos tan sonados para demostrar su eficacia, pero la realidad es otra pues la justicia no muestra ningún interés en resolver otros delitos como las 19 muertes sucedidas en el marco de la protestas social de los días 9 y 10 de septiembre del año 2020, la muerte de Lucas Villas ocurrida el 11 de mayo del 2021, la muerte de los líderes sociales y desmovilizados que han sucedido en los últimos años.

Se hace necesario que la justicia pueda esclarecer estos casos y no solamente esto sino que le brinda la seguridad necesaria a las personas para ejercer su opinión además que dejemos de seguirle el juego a los medios de comunicación dominante que manejan la información a conveniencia en muchos casos desinformando a la sociedad colombiana, a las personas de a pie.

 

0
0
0
s2sdefault