Por RPI

CHILE. BORIC: CUANDO LA “IZQUIERDA” SE NEOLIBERALIZAAbr. 7/22.-

CHILE. BORIC: CUANDO LA “IZQUIERDA” SE NEOLIBERALIZA

“La burguesía no puede existir si no es revolucionando incesantemente los instrumentos de la producción, que tanto vale decir el sistema todo de la producción, y con él todo el régimen social”.  Manifiesto Comunista, 1848

Ya instalado el gobierno de Boric, hace ya un mes prácticamente y en rodaje, más allá de todos los errores y desastres cometidos por las autoridades en este período va quedando claro el sentido profundo de las políticas futuras que se implementarán y que indican que será más de lo mismo, una versión nueva de la Concertación y una forma nueva de administrar el neoliberalismo.

Si para la mayoría de la población no significó mucho la designación de Mario Marcel como Ministro de Hacienda y de Máximo Pacheco a cargo de la Codelco, empresa del cobre, ambos políticos de los gobierno de la Concertación y Nueva Mayoría como ambos neoliberales y áreas fundamentales de la economía, si les debe causar molestia a esa misma mayoría de la población algunas actuaciones del actual gobierno.

La gira a Argentina

Más allá de la fanfarrea, la pirotecnia, las frases cliché y ese melodrama interpresidentes, digno de teleserie, en cuanto a considerarse mutuamente como “compañeros y cómplices” mientras los pueblos argentinos y chilenos pasan por momentos de suma angustia, lo concreto es que la comitiva de Boric dice mucho.

.......................................................................................................................................................
RADIO CLARIN de Colombia
Aparte con tiempo su espacio,
También, puedes ser nuestro corresponsal
Contactos: +57 3112613094 y +57 311 4489348
............................................................................................................................................................

Durante todo el reinado de la Concertación y de la Nueva Mayoría, la oposición de ese entonces el progresismo hoy en el gobierno, siempre criticó que cada vez que los presidentes iban de giras a otros países la comitiva estuviera integrada por empresarios esto porque según la oposición de ese entonces, “el Estado no se podía poner a disposición o ser utilizado para negocios privados” seguido a este argumento también señalaban que “esta inclusión de empresarios era un indicio que desde la perspectiva neoliberal la economía, los negocios estaban por sobre la política o las relaciones exteriores y que las relaciones exteriores era la economía, el modelo el que mandaba”. Todas estas situaciones eran otra característica de la neoliberalización de las relaciones exteriores y cómo las relaciones entre Estados eran usadas por la empresa privada para expandir sus negocios (privados) a costa de un instrumento, el Estado, que se supone debería estar al servicio de todos y no en forma descarada al servicio de los privados.

Otros dirán, con justa razón, que la inclusión de los empresarios en las comitivas presidenciales es sólo el sinceramiento en cuanto a que el Estado por el sólo hecho de ser burgués y capitalista no está al servicio de la mayoría sino al servicio de la clase dominante, es decir, del empresariado. Si bien eso es verdad para quienes se asumen como los principales opositores al neoliberalismo, ellos no pueden a la vuelta de la esquina actuar de igual forma a cómo actuaban a quienes criticaban ese es el problema.

Pero eso no es todo…

En la misma gira, Boric reafirma lo que había dicho antes y constituye dos de los pilares de su “nueva” política económica. Dice: hay que respetar la responsabilidad fiscal y los equilibrios macroeconómicos. Suena bonito, serio, denso pero qué significa.

Primero, decir que la clase trabajadora, sus condiciones miserables, se deben precisamente a que todos los gobiernos anteriores ha desarrollado sus políticas capitalistas sobre la responsabilidad fiscal y los equilibrios marcoeconómicos y que esas han sido dos pilares fundamentales para la miseria de la mayoría.

Ambos conceptos se basan en la esencia del modelo capitalista que no es más que aumentar la ganancia de la clase empresarial como consecuencia de la explotación de los trabajadores. Los equilibrios marcroeconómicos son sinónimos de buenos negocios, aumento del lucro y de la miseria mientras que la responsabilidad fiscal no es más que como dicen ellos mismos “mantener la billetera del Estado en orden” es decir, mantener las cuentas claras lo que significa a la vez no excederse en los gastos, restringir los gastos. Se sabe también que esta política de restringir los gastos se da siempre en el área social. Nuevamente son los trabajadores los pagarán la crisis como la futura recesión en marcha.

Desde el Ministerio del Trabajo

No hay dudas que entre los ministerios de hacienda y trabajo debe haber una coordinación extrema porque ambos tienen en sus manos el modelo económico.

Desde el Ministerio del Trabajo, a cargo de la militante del Partido Comunista Jeannette Jara, ya no se habla de un “nuevo sistema de pensiones” sino de reformas al sistema de pensiones de las AFPs. Pero eso no es todo. La ministra ha vuelto a estrenar la vieja política de las “mesas tripartitas” donde se sabe los trabajadores siempre pierden entre otras cosas, porque existe un movimiento sindical atomizado como consecuencia del modelo pero esencialmente por una dirigencia sindical funcional al capitalismo y donde el Estado actúa como garante de los intereses empresariales.

https://www.mintrab.gob.cl/ministra-jeannette-jata-y-camara-chilena-de-la-construccion-abordaron-agenda-laboral/

Pero también lo que sería dos de sus proyectos “estrellas” están el aumento del sueldo mínimo a $500.000 y la reducción de la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales.

https://www.subtrab.gob.cl/ministerio-del-trabajo-convoca-a-mesa-multisectorial-para-abordar-desafios-del-empleo-en-el-marco-de-la-crisis-social/

Con respecto al sueldo mínimo sólo cabe decir que fue en el año 2007 donde la Iglesia Católica plantea aquello del “sueldo ético” como sueldo mínimo.

https://radio.uchile.cl/2013/07/30/expertos-cuestionan-salario-etico-e-insisten-en-necesidad-de-actualizar-la-cifra/

Como se ve en el articulo del 2013 cada vez que se anuncia por parte de los gobierno un aumento “sustancial” e “histórico” del sueldo mínimo, la cifra propuesta ya es inútil por cuanto el alza de precios, el alza del costo de la vida ya dejó atrás el alza propuesta.

En la actualidad ocurre los mismo. Es Boric quien plantea hoy que el sueldo mínimo debe llegar a los $500.000 siendo que la fundación alternativa, Fundación Sol, establece que el sueldo mínimo para hoy, 2022, debería ser de $611.801 ya que la línea de la pobreza es de $497.027, es decir, de aprobarse el sueldo mínimo de $500.000 lo trabajadores que ganen eso estarían en la línea de la pobreza con esa medida “progresista”.

https://fundacionsol.cl/blog/actualidad-1/post/los-verdaderos-sueldos-de-chile-6711#:~:text=La%20mediana%20para%20los%20asalariados,familia%20promedio%20de%20la%20pobreza.&text=El%2050%25%20de%20los%20trabajadores,familia%20promedio%20de%20la%20pobreza.

De la reducción laboral, el otro proyecto estrella, hay mucho que decir. Algunos argumentos de estos progresistas es que Chile tiene una de las jornadas laborales más extensas del mundo y que ha llevado al deterioro de la salud mental de los trabajadores. Qué duda cabe. Esa es una realidad evidente. Así, proponen una reducción de la jornada de 45 horas semanales a 40 horas semanales como una forma de mejorar la salud mental y aliviarle la carga al trabajador y a su familia. Si en apariencia esa política es del todo humanitaria y rimbombante la pregunta que salta a la vista es ¿cómo puede un trabajador mejorar sus condiciones psicosociales con la reducción laboral si es que el sueldo mínimo no le alcanza para salir de la pobreza? Lo más probable es que el tiempo ganado con la reducción de la jornada laboral, el trabajador lo deba invertir en otro empleo para sacar adelante a su familia. La explotación continuará al igual que hoy salvo que disfrazada con políticas “progresistas”.

https://www.ciperchile.cl/2019/08/29/reduccion-de-la-jornada-laboral-y-salud-mental-en-chile/

La realidad de la clase trabajadora en Chile, que es mucho más paupérrima, contrasta con las grandes fortunas, cosa obvia en una sociedad capitalista, pero de igual forma insultante cuando uno se percata, en cifras, de esa realidad. Lo impactante de ello es que es precisamente con este poder económico con los cuales se quiere mantener los equilibrios macroeconómicos, la responsabilidad fiscal e implementar las mesas tripartitas para luego otorgar nuevas migajas a nosotros los hambrientos. La precariedad del empleo continuará.

https://www.biobiochile.cl/noticias/economia/actualidad-economica/2022/04/06/los-mas-millonarios-de-chile-segun-nuevo-ranking-forbes-quienes-son-y-cuanto-dinero-tienen.shtml

¿Insurgencia Obrera en el horizonte?

Toda esta situación de extrema explotación y abuso viene estallando cada día. Si el volcán estalló inicialmente el 2019, año de la revuelta proletaria, posterior a este se han venido dando pequeños estallidos, todos inconexos entre sí, que sólo reflejan un estado social en ebullición. Vendedores ambulantes peleando entre ellos en las calles por el dominio de las mismas, ambulantes mafiosos golpeando a estudiantes que protestan, reacciones violentas y xenófobas contra los inmigrantes, aumento de los asaltos a mano armada donde por primera vez resulta muerto un guardia de seguridad dejando a otros dos heridos en pleno centro comercial capitalino. A esto se suma la violencia desatada al interior de los colegios donde las autoridades culpan al encierro de los adolescentes durante la pandemia-cuarentena, como de los colegios, y no como consecuencia del capitalismo.

Pero lo más significativo de todo estas situaciones fue lo ocurrido en una obra de construcción donde los trabajadores quemaron la grúa en protesta de los sueldo impagos desde hace 2 meses.

https://www.13.cl/programas/tu-dia/noticias/aumenta-la-tension-trabajadores-queman-grua-por-salarios-impagos

La situación vivida por los trabajadores de esta obra no es nueva. Los sueldos impagos como las imposiciones impagas son pan de cada día en esa relación tortuosa entre capitalistas y trabajadores. Los empleos son de una precariedad casi absoluta en Chile a pesar que las nuevas autoridades quieran dar otra impresión y hacer pensar que la realidad de la clase cambiará solamente porque ellos han asumido el gobierno.

La quema de la grúa se da también en un contexto de recrudecimiento de la lucha del pueblo-nación mapuche donde las acciones emprendidas por el movimiento revolucionario ha ido en la reanudación de quema de nuevas instalaciones de las forestales. Ante esto las autoridades progresistas han dicho que el diálogos es la única vía condenando todas las expresiones de violencia como si la usurpación de tierras no lo fuera. Esta misma argumentación, de condena a la violencia, también se hará en relación a la violencia legítima de los trabajadores de la construcción. La indignación obrera será condenada al igual que la indignación indígena y popular lo ha sido en el pasado y en el presente.

Pero lo que le debe preocupar a la elite capitalista es que esta quema de grúa bien se puede expandir y servir como ejemplo como la acción obrera directa sirve como medio efectivo en la conquista de una demanda. Bien se puede la chispa que encienda la pradera nuevamente partiendo el nuevo estallido social en ciernes desde la insurgencia obrera, desde los centros de trabajo mismo. Ya no serán quizás los estudiantes saltando los torniquetes por el alza del pasaje en el metro lo que encienda la pradera sino serán los obreros que desde sus centros de trabajo digan basta al capitalismo. Si eso sucediera, si sucediera de esta forma, el nuevo estallido tendría un contenido totalmente diferente al anterior por cuanto partiría donde la contradicción capital y trabajo se muestra con toda crudeza.

El silencio absoluto de las centrales sindicales burocratizadas y funcionales al capitalismo sobre este hecho sólo nos debe llevar a la conclusión, que ya no es posible seguir cifrando las esperanzas en esa elite sindical, en esas gerencias, para que los trabajadores conquisten sus demandas. Se deben dar los pasos tendientes a la conformación de un amplio movimiento que impulse la formación de los consejos obreros, que impulse y levante el control obrero, la democracia obrera. Que de pasos tendientes a la construcción de una nuevo movimiento de trabajadores autónomos que asuman la acción obrera directa, en toda su amplitud, como su forma de lucha. Que se construya desde la autonomía pero con una clara intención: desarrollar e impulsar la insurgencia obrera. Desarrollar e impulsar el sindicalismo insurgente.

¡TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE TODAS LAS EMPRESAS, UNÍOS! ¡TODO EL PODER A LA CLASE TRABAJADORA!

 

 

0
0
0
s2sdefault